You are currently browsing the monthly archive for julio 2008.

By Silvia

Desde que llegamos a Iowa no hemos parado de conocer gente, asistir a “barbecues” y encuentros sociales. Cada noche un evento. West Liberty es un pueblo en el que todos sus habitantes están relacionados de un manera u otra y por lo tanto hay siempre algo que celebrar o un motivo bueno por el que reunirse.

Habremos dado la mano a unas cien personas, y nunca nos quedamos con los nombres pues todavía lo del idioma no lo tenemos controlado de todo. A veces nos preguntan, nos miramos el uno al otro ( en plan,  ¡¿qué?! ) pero siempre salimos airosos, quizá respondiendo a otra pregunta…

Son reuniones siempre muy informales en el que cuando uno quiere se sirve, plato de plástico en mano, de una mesa común con un montón de diferentes platos. Lo normal es que no quepan todos en una mesa entonces te sientas donde pille y empiezas a comer cuando quieras.

Si es una barbacoa, a parte de la carne, tienes patatas cocinadas de diferentes maneras, maíz (of course), diversos tipos de ensaladas todo ello servido con una gran cantidad de salsas

También toman mucha comida mejicana: burritos, fajitas y enchiladas acompañados con margaritas (uhm…, buenísimo…) 

A veces los adultos tienen hábitos que podría tener un jovenzuelo en España como servirse la carne con ketchup, comer con cocacola, comer golosinas entre horas, tener una sección dedicada a m&ms y todo tipo de chucherías (incluídos los famosos marshmallows, buenísimos con gelatina) o jugar a la wii… Es curioso.

Aquí toman refrescos a cada rato, llamados “pops“. El agua sabe un poco a rayos, quizá esa puede ser una razón. Hay  gran cantidad. Y la cerveza. Beben un montón pero son superlight. Todavía no he encontrado una marca que nos convenza del todo…Habrá que indagar…

Nuestro primer encuentro informal con la directiva del cole fue una barbacoa que hizo nuestra familia de acogida en honor a nosotros. Hubo unas palabritas de bienvenida por parte de nuestra mum in USA y tarta con nuestros nombres hecha por mi directora de la Elementary School.

  

Otros de los encuentros populares son las llamadas “social hours“. Los viernes por la tarde-noche se suelen reunir por grupos de amigos cada vez en una casa distinta . Todo el mundo se lleva lo que va a beber y/comer. ¡Nosotros ya fuimos invitados a una ! (esto de ser los maestros del pueblo tiene sus privilegios…).

 

En nuestra primera fiesta conocimos a un americano descendiente de irlandeses y escoceses muy simpático que invitaba a Patricio a Guiness. Resultó ser el alcalde de West Liberty. Un tipo realmente majo.

Por cierto es curioso ver que en cada reunión siempre hay gente que habla español, normalmente de centroamérica y sudamérica. A veces parecemos la ONU.

Ayer asistí a una ” baby shower“. Es una fiesta que hace una embarazada antes de tener su primer bebé, normalmente suelen tener sus 24 añitos, y por supuesto casadas. ¡Sólo para chicas! Se reúnen comen, beben y hablan de bebés. Después toca apertura de regalos y se los van pasando una vez abiertos para que las invitadas los vean. Todo muy girlish. ¿Sabíais que existían chupetes-termómetro? Igual en España llevan toda la vida pero mi conocimiento del tema es un poco “justito”.

El deporte nacional es el fútbol americano (una especie de rugby con casco y armadura) pero también se juega mucho al béisbol. En una de nuestras reuniones con barbacoa, después de comer hubo una partidilla de béisbol, todos descalzos corriendo por el césped.

 

En primer lugar, quisiera dedicar este capítulo a mis hermanos, Marina y Rodrigo, biólogos y amantes de la naturaleza. Así como a mis sobrinos, Diego, Sergio, Pablo y Daniela, hijos de biólogos y apasionados de los bichos también. Cada vez que contemplo flora y fauna de este lugar, pienso  cómo les gustaría estar aquí, haciendo fotos y admirando las plantas y animales.

Al poco de llegar a Iowa, decidimos salir a dar una vuelta por los alrededores de nuestra casa. Iowa tiene paisajes de infinito verde. La mayor parte maizales y cultivos de soja. Amplios espacios de un verde brillante y enormes casas de madera, que parecen casitas de muñecas, muy monas, muy chic

Los dias que se esconde el Sol, esto me recuerda mucho a Irlanda. Esos paisajes bucólicos con decenas de laguitos, arboledas, y sobretodo una paz infinita. Ahhhhh…

 

Pues bien, como iba contando, salimos a pasear por los alrededores y a perdernos por una senda que circula  junto a un riachuleo, al que llaman por aquí creek. Estábamos paseando en la quietud de un bosque veranieg, cuando de pronto vemos dos animales grises del tamano de un gato, que venían hacia nosotros jugando y correteando, tirándose uno encima del otro…  Silvia y yo nos quedamos parados como estatuas, y uno de ellos pasó justo delante de nuestros pies. Cuando advirtió que había pasado junto a nuestro lado, se detuvo, unos dos metros más adelante, desconfiando de nuestras intenciones. El otro se escondía detrás, entre unos arbusto mirándonos. Entonces, pudimos verlo, se trataba nada menos que de dos castores.  

 

Jeje, que simpáticos. Tras un rato de silencio, salieron corriendo entre los arbustos.

Por cierto, durante nuestro periplo campestre me aguijonearon varios mosquitos en la cara y quedé como el jorobado de Notredame. Totalmente hinchado durante dos días. Muy desagradable.

Entre tanta naturaleza no es de extranar que haya gran variedad de animales. Y con tanto maizal, se pueden imaginar que alguno aprovecha para darse un festín. Éste, en concreto, suele acerca por las noches y se harta de mazorcas (corn), o como dicen en mi casa ” choclo”. Estoy hablando, como ya se habrá imaginado alguno, de los mapaches (raccoon).

Todavía no tuve oportunidad de verlos corretear, pero tristemente hay muchos en las carretas atropellados. Me da tanta lástima, porque son realmente preciosos.

 

También hemos oído hablar de las mofetas (skunk). El otro día, un bombero retirado contaba una de sus cómicos encuentros con una mofeta que le orinaba el coche.

Ya les conté que aquí hay un monton de charcas. En frente de la casa en la que estamos pasando nuestros primeros días, sin ir mas lejos, tiene una charca (pond) llena de ranas, sapos (toad, frog, bullfrog) y varios patos (goose). Es increíble al cantidad de ranas que hay. Al caminar por la orilla, saltan un montón de ranitas y sapos enormes, para asomar después su ojos saltones desde el centro de la charca.

  

Ya lo contaré con más detalle, pero de momento han de saber que aquí es costumbre ir varias veces a la semana a las casas de los amigos a tomar algo ( unas 200 cervezas) y charlar. La primera noche que nos invitaron a una de estas reuniones con parrila incluída, tuvimos que atravesar una pradera, para llegar a la casa que estaba literalmente, en medio del campo, con un maizal detrás. Anyway, caminado de regreso, en medio de la inmensa oscuridad del campo, comenzaron a brotar lucecitas de colores, amarillas y verdes muy intensas, como pequeñas bombillitas. Fue un momento único. Decenas de luciérnagas (lightning bugs) encendiéndose y apagándose intermitentemente como un montón de guirnaldas navideñas. Jajaja, fue espectacular.

 

Luego nos enteraríamos de aquí aparecen a menudo. Los niños suelen atraparlas en sus manos y juegan a lucir brillantes anillos. No es otra cosa que luciérnagas hembras, luciendo sus sensuales traseros para atraer a los machos. ¿ Les suena de algo?

 Otra cosa de la que nos hablaron, fue de los peligros de la conducción nocturna. Es frecuente cruzarse ciervos (deer). Cuando les pregunté por el silbato que tienen algunos coches para ahuyentar a los ciervos, se rieron a carcajadas. Una vecina se lo puso y no hacían más que aparecérsele ciervos.

La verdad que es un paraíso para los animales, que campan a sus anchas por doquier. Hay una enorme variedad de aves, algunas de colores muy llamativos, preciosas. Miles de mariposas de todos los colores, libélulas…

Resulta fácil ver conejos, tortugas del tamano de una mano, y ardillas en los jardines (yard) de la gente o comiendo fruta de los árboles. En el jardín de nuestra futura casa hoy hemos visto ardillas y conejos. Qué simpáticos. El manzano de la foto es el que está detrás de nuestra actual casa de acogida.

  

En el poco tiempo que llevamos aquí tuvimos oportunidad de deleitarnos con un ecosistema realmente atractivo, que nos ha dado para redactar el primer capitulo de la serie: Animales iowinos.

By Silvia

Y por fín tenemos casa. Está en el centro del pueblo y a 50 metros del colegio . Nosotros ocupamos la parte de abajo. Nuestra familia de acogida nos ha ayudado a buscarla y a conseguir lo esencial para vivir en ella.

Todavía estamos en ello, ya nos hemos recorrido los almacenes de Iowa City típicos de USA, Wal-Mart, Target… y un gran Centro Comercial. La verdad es que no hay mucha diferencia con España, visten igual y los precios al cambio están más baratos pero si tienes un sueldo de aquí están igual que en España.

Ayer fuimos de compras con nuestra “mom” en US. En la mitad del camino paramos en un Burger donde pedimos la comida sin bajarnos del coche y nos la fuimos comiendo dentro del coche “not to waste time”.

Aquí todo es BIG SIZE, las casas, los coches, las calles, los niños, las bolsas de cheetos, las barrigas…Ayer fuimos en una furgoneta Pick up para transportar el colchón. Era enooorme pero como las calles y todo es grande no te da la sensación de ir montado en semejante furgonetón. Me imagino que por la Gran Vía madrileña algún problemilla tendría en aparcarla …

Y el próximo capítulo será conseguir el coche, a ver qué tal se nos da… Aunque seguro que un poco más pequeño será.

En adelante narraremos nuestas hazañas en Iowa en un nuevo blog llamado Los Profes del Maíz, al cual estáis tod@s invitados.

http://losprofesdelmaiz.wordpress.com/

  horas después de habernos levantado para coger el primer vuelo, llegamos a West Liberty. Fueron doce horas de vuelos, más otras 5 o 6 de espera en los aeropuertos. Pasamos varios controles, varias colas en Alemania y EEUU, nos tomaron huellas, fotos, nos hicieron descalzarnos…
 
Pero finalmente estamos aquí. Fueron 3 vuelos: Madrid – Alemania, Alemania – Chicago y Chicago – Cedar Rapids. Nos vinieron a recoger al aeropuerto de Cedar Rapids, y allí era todo muy tranquilo. Todo es pasto a ambos lados de la carretera, mucho silencio. Sorprendente la paz y tranquilidad que se respira.

Hace calor, pero más suave que en Madrid y con cierta humedad, como pantanoso. Está todo increiblemente verde. Y aquí, en West Liberty, son todo chalés chulísimos. Todo verde y al estilo de la serie Mujeres Desesperadas. Casas enormes con sus garajes, los vecinos juegan al golf en un llano enorme, arbolitos, florecillas… Como La casa de la Pradera.

Bus West Liberty 
 
Ayer nos recogió una profe del cole, la traductora, con quien hablamos la primera mitad en inglés y después en español, y la verdad que nos fue estupendo. Fuimos a un Burguer clásico y me tomé un pescaito con papas fritas. Despues vinimos a la casa de acogida, que es una pasada, y nos recibió un matrimonio espectacular. Cariñosos y super amables. Así que estamos entre sábanas de oro.
 

    
Ahora mismo no hay nadie en la casa porque el matrimonio que nos acoge está trabajando y estamos disfrutando la apacible vida en este hermoso pueblo.


 
En fin, enseguida empezaremos losn trámites de la compra del coche y muchos otros papeleos. Ya se ofrecieron a ayudarnos para lo del coche, buscar tiendas de muebles de segunda mano…

Ya les contaremos más.
 
Muchos besos para todos.
 
Patri y Silvia.

Capítulo I. Haciendo las maletas.

Comenzamos una nueva vida como maestros en Iowa. El próximo mes de julio de 2008 partiremos hacia el corazón de los EEUU. Allí nos han dado destino, dentro del programa Dual Language. Silvia como tutora de Kindergarten (5años) en la Elementary School, y yo tutor de 5th Grade en Middle Shool. Ambos en West Liberty, un pueblecito dentro del estado rural de Iowa.  

Iowa se caracteriza por sus grandes cultivos de maíz, soja, las granjas y la ganadería (vacas, cerdos…). Veranos muy calurosos e inviernos crudos y nevados. ¿Quién no recuerda Los puente de Madison? Se rodó en Iowa.

En ciudades como Des Moines o Iowa City hay mayor concentración de población, y tienen festividades y lugares interesantes que ofrecer.

A principios o mediados de octubre recomiendan el Effigy Mounds National Monument al noreste del estado a la orilla del Mississipí, donde puede uno deleitarse con los intensos colores otoñales de las hojas de sus árboles.

 Otros puntos de interés son el asentamiento Amish en el condado de Davis, en el sureste del estado, y las Amana Colonies en el centro este, siete villas de origen germano que preservan la arquitectura y modo de vida de los pobladores originarios de esta comuna religiosa.

En torno al estado de Iowa también se puede visitar la ciudad de Chicago, Minnesotta ( el país de los mil lagos), y las ciudades de Minneapolis, Kansas City, San Luis en Missouri y Omaha en Nebraska. O incluso la famosa montaña esculpida con las caras de los cuatro presidentes, “Mount Rushmore National Memorial” en Dakota del Sur.

En definitiva, nos aguarda una vida muy tranquilita en West Liberty, y montón de viajes que realizar por las carreteras este enorme país.

  

  

Aquí tenéis un vídeo del programa Dual Language que llevan a cabo nuestros colegios:

Contenidos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.