¡Hola tico-pandilla!
Son las 4 de la mañana y no puedo dormir. Esto del jet lag es algo raro, jeje. Les voy a dejar los mails que enviaba a mis familiares durante la estancia en Costa Rica. Les parece?

3 semanas Julio 2006.

                  

DIARIO DE COSTA RICA. PARTE I 

La primera noche la pasamos en Cuba, llegamos muy tarde y nos fuimos directamente a tomar unos mojitos al Malecón, donde charlamos con un cubano muy salao que nos hizo una radiografía de personalidad a cada uno en unos minutos, y lo clavó. A mí me dijo que era un guajiro y me gustaba tocar la guitarra. Increíble.

                Malecón

Apenas unas horas más tarde tuvimos que partir hacia Costa Rica con escala en Guatemala.
Nuestro primer destino fue Puerto Viejo, una villa caribeña muy relajada con casetas y vida entre rural y turística. La gente pasea en bicicleta y escucha siempre reggae o calypso. Es muy tranquilo.

 Puerto Viejo

Acá estamos en temporada lluviosa y llueve muchísimo. Sobretodo por las tarde y noche. Costa Rica es verde a más no poder, selva, selva y más selva. La gente vive en villas con casas de madera y pasea siempre en camiseta o sin ella, descalzos, en bicicleta. Muy tranquilo.Visitamos varias playas muy chulas. Acá es temporada baja y hay poca gente. Son playas un poco salvajes, un poco dejadas, pero con encanto.

Black sand

Estuvimos en algunas playas de arena completamente negra, tan fina que parece harina. Increíble.No crean que hace mucho calor. El justo. Y como llueve siempre está fresquito. Agradable no más. Las cosas ocurren con tranquilidad, la gente caribeña es amable, apacible, hablan lento, buena onda you know.

Buena onda 

Tras Puerto Viejo visitamos un Parque natural en Cahuita ( hasta ahora sólo estuve del lado del Caribe, mañana partimos hacia el centro de Costa Rica y después al Pacífico). En el parque vimos monos aullaulladores, chiquitos como pelotas, de color negro. También había perezosos ( qué lento se mueven estos), playas de coral salvajes, un paraíso. Todo tiene un punto entre paradisíaco y salvaje a la vez, hay poquita gente.


El perezoso.

A menudo comemos cocos. Andan por el suelo, como las naranjas en Sevilla. Los partimos contra una piedra o similar, nos bebemos el jugo y después comemos la carne blanca del interior. ¡ Qué rico carajo! Por muy aislados que estemos siemrpe hay algún coco que nos salva la vida y nos proporciona alimento.De hecho, cuando entramos al Parque Natural de Cahuita no llevábamos ni comida ni bebida, así que casi perecemos de inanición de no haber sido por los cocos y Fran ” Cocoman”, que aprendió la técnica y abrió los cocos como latas de atún.

Cocoman 

Cuando salimos del parque andábamos hambrientos, cansados del sol, los baños y el paseo. De pronto, como un espejismo, apareción ante nosotros el bar restaurante ” Boca Chica” con cerveza fresca, piscina, duchas, jardín y mesas con sombrillas bajo árboles infinitos donde anidaban las oropéndolas. Nuestros ojos no lo podían creer.

 
 Nidos de oropéndolas.

Mientras nuestros platos esparaban en cocina y nuestros cuerpos descansaban en el agua helada de la piscina, conocimos al dueño de tal paraíso. Un italiano que había dejado su vida estresada de camarero hacía 30 años en su país natal y se había venido a Costa Rica.Por dos duros compró unas tierras por las que hoy le ofertan una millonada, y montó este oasis. Se casó con una tica, y sacó adelante un próspero negocio que le ofrece relax, tiempo para hacer el amor y disfrutar de vida a lo grande. Sin duda, un tipo feliz, que nos acogió con una gran sonrisa y sentido del humor.          

Cahuita 

La comida tipica de aca son los frijoles con arroz, que lo llaman casado. Tambien gallo pinto, es el plato principal y obligatorio para todo desayuno del tico. Y mucho pollo con papas.          

Casado 

Como muchísima fruta tropical ( papaya, mango, plátano, guayaba, piña, guanábana, ya ni me cuerdo de los nombres de tantas frutas). Comida muy sana. Los zumos acá se llaman jugos y los hay de todas estas frutas. Mmmm…          

frutas tropicales 

Costa Rica es muy barata, 1 euro son 500 colones. Por ese precio rondan las cosas pequeñas ( una cerveza, tabaco, un bollo, varias piezas de fruta, brick de leche, pilas…) y un almuerzo los 1000 o 2000. Es decir, 4 euros como mucho.El alojamiento en toda costa Rica es barato ( siempre en torno a los 10 euros/ 5000 colones) y se disfruta la hospitalidad. Ahora estamos en Tortuguero. Por la mañana viajamos en una canoa con un tipo que nos llevó por los canales del noreste del país.

Remamos mientras veíamos monos araña ( saltan de rama en rama), monos aulladores ( parece que ladran y se los oye en un radio de Km y medio), monos de carablanca muy lindos, loros, oropéndolas, aves variadas de colores, pavones, garzas, una mariposa morfo de color azul gigante, caimanes ( no nos pudimos acercar mucho porque se hacen los dormidos pero te pegan un tarascón a la primera de cambio), basiliscos… Qué lindo che.

Son canales grandes y otros más chicos, donde te metés en senderos chiquitos y navegás como en las películas, por lagos verdes con vasta vegetación a ambos lados y el ruido de pájaros exóticos y monos ( una paz infinita). Saqué unas fotos interesantes. Por supuesto también hay plantas y flores muy lindas.

Esta noche vamos a ver el desove de las tortugas en la playa de en frente de nuestro alojamiento. El guía te lleva con linternas rojas y si hay suerte ( parece que es muy buena temporada) ves a una tortuga verde de 200 Kg hacer un hoyo en la arena y desovar. Este pueblito es ínfimo y hay poca cosa. Bebemos la cerveza de acá, Imperial, dormimos en la hamaca, paseamos por la playa, y poco más.

Imperial

Ayer, en Puerto Viejo, entramos en una taberna vacía que nos dejaron los instrumentos. José Luis, el coordinador, y yo estuvimos tocando en el escenario del bar. Silvia cantó y lo pasamos muy bien. La gente es confiada, continuamente regateamos un poco ( aunque está barata) y no hay nada fijo, todo se puede regatear o improvisar. Por eso las cosas van sobre la marcha, y hasta ahora tuvimos una suerte que no nos lo creemos.Por acá ya saben, mucha playa de agua caliente (aunque ninguno nos tostamos porque el cielo está como encapotado siempre), bares y paseos…

DIARIO DE COSTA RICA, PARTE II

 Tortuguero

El pueblo de Tortuguero, sencillo y humilde.

Acá el guajiro de nuevo. Ayer dejamos Tortuguero, en el noreste de C.R. Muy lindo, sólo se puede acceder en barco. Ya les conté que paseamos en canoa por senderos muy estrechitos, muy íntimo.

canales intimos

Lo mejor el mono araña, que se desprendía por las ramas a gran velocidad con esos brazos largos que tiene. A la tarde estuvimos en el pueblo y echamos un partido en el pasto con niños del lugar. Se pasan todo el día jugando al fútbol descalzos sobre el barro.

Al terminar Silvia me señaló a uno que tenía la camiseta raída y muy desgastada. Así que le dije que por haber ganado el partido, y como es costumbre en mi país, se le da la camiseta al ganador. El niño quedó agradecido y Silvia se emocionó. Fue lindo.

Futboleros Costa Rica

A la tarde entramos en un sendero del parque que resultó ser toda una aventura, porque aquello es salvaje a más no poder. Nos tuvimos que alquilar unas botas que nos cubrían hasta las rodillas, porque el fango parece arenas movedizas allá. Los árboles y la vegetación es exuberante. Al entrar nos recibieron un buen grupo de monos aulladores, que como digo yo, ladran más que aullan.Fue toda una aventura. Como no se podía pisar el suelo, porque estaba todo encharcado y no se veía el fondo, había que saltar de tronco en tronco y agarrarse a las plantas que podíamos. El objetivo ya no era ver animales, sino salir de allí, porque estábamos solos, llovía y aquello era cada vez más difícil. Increíble.

Al salir llegamos milagrosamente a la playa, que era enorme y la imagen era indescriptible, era como un sueño. Nada a los lados, sólo arena, árboles tirados en la playa, el mar de color ocre con unas olas bravísimas, la arena negra y el cielo medio oscuro. Parecía el fin del mundo. Fue un momento tan bonito que ninguno hablaba. Saqué un video. Silvia se sentó en un tronco a mirar el mar, cuando de pronto vino una ola gigante que la empapó y se le llenaron las botas agua. Así que todos muertos de risa. Tuvimos que volver al pueblo por la playa y ella regresó descalza.

 Surprise

A la noche volveríamos a esta playa para ver el desove de las tortugas. Efectivamente, y tras internarnos completamente a oscuras, pues está prohibida la luz artificial, el guía encontró una tortuga verde de 200 kg que se había arrastrado hasta allá para poner un centenar de huevos.

 

Lo vimos mientras la alumbraba con una linterna roja, le levantaba la colita y veíamos los huevos caer. Era enorme el tortugón. Después un grupo de voluntarios la pesaron, anillaron, marcaron…Por cierto, la tortuga había pasado por encima de un hormiguero que ahora estaba al descubierto, y que al cercarnos, nos picotearon los pies. Teníamos que tener los pies en movimiento para que no nos treparan, jeje.

Al regresar se había ido la luz en todo el pueblo, salvo en un bar-restaurante donde me pedí un casado para cenar. La gente jugaba al billar y cantaba en el karaoke esas canciones melosas que parecen sacadas de un culebrón. Es muy típico de acá. Qué gracia. Silvia se cantó una de Maná y se llevó el aplauso de los ticos.A la mañana siguiente dejamos Tortuguero y cogimos una lancha por los estrechos canales.

Canales

Llegamos a un pueblo y cogimos tres autobuses locales que venían hasta arriba. En la parte de atrás se aglomeraba la gente del campo cargada de bolsas y herramientas.Después alquilamos un coche para 7 y partimos hacia La Fortuna y alrededores del volcán Arenal.

Ahora vamos a desayunar y visitaremos senderos, tal vez nos deslicemos en cuerdas por los árboles, visitaremos las cataratas y nos daremos un baño en aguas termales para terminar. Hay muchas cosas que hacer, tengo que desayunar y salimos un día más… a la aventura. Un abrazo, pásenlo bien.

DIARIO DE COSTA RICA. PARTE III

Llevamos un par de días en La Fortuna y los alrededores del volcán Arenal.
Acá hay muchas activides de deporte y aventura que realizar.Esta mañana salimos hacia el volcán. De camino me pareció ver un mono en la carretera, así que detuvimos el coche. Lo que apareció fue un coatí, o pizote, como dicen acá. Se acercó al coche. A continuación salío otro seguido de varios más chiquitos. Cuando nos dimos cuenta teníamos a toda una familia de pizotes parados sobre dos patitas pidiéndonos comida con cara de pena. Qué lindos.

 

No llevaba nada de comer encima y venía algún coche por detrás así que nos tuvimos que marchar. Pero me cautivaron con la mirada.

Volcán Arenal

Ayer in the morning salimos a caminar por la ladera del volcán, el camino era de tierra negra, rocas sobre las que ir saltando y pasillos selváticos como de costumbre.Un guía que iba delante nuestro nos mostró un nido de termitas. Golpeó la madera y salieron decenas de termitas que le cubrieron la mano en apenas unos segundos. Nos aclaró que sólo comen madera y que constituyen un rico alimento, especialmente si uno se pierde en el bosque y no tiene otra cosa que llevarse al estómago.

 

Al mediodía fuimos a unas cataratas de 70 metros de altura. Cuando nos estábamos desvistiendo cayó una tromba de miedo y nos lanzamos al agua como tejo. Qué experiencia.

cataratas 

Para terminar el día nos fuimos a un Spa de lujo. Aguas termales supercalientes de un río que viene del volcán. El spa se llama TABACÓN, si lo buscan en Internete verán que es un lujo asiático. Nos dio una paliza terrible.

tabacón

Hoy nos fuimos a hacer canopy, que es deslizrse por un cuerda que une dos montañas y se cruza un abismo. Las vistas eran impresionantes. El largo de la cuerda iba de 200 a 1000 metros, sobre ríos, cascadas y selvas. Fueron un total de diez cuerdas. Cuando te montás estás altísimo y te perdés en las brumas del bosque nuboso.

Para llegar allá hicimos un largo paseo en caballo y llevé mi rocín hasta la montaña como un buen gaucho.

 

Para acabar nos llevaron a una reserva, donde se hacía un representción de cómo vivía el pueblo indígena de los Maleku hace tiempo.

Y después fuimos a un mariposario chiquito donde nos sobrevolaba la Morfo junto con decenas de mariposas de los más variados colores y tamaños.

Después nos llevaron a ver ranas. Allá estaban las venenosas Blue Jeans, chiquitita y roja de pantalones azules; y la militar, verde fosforita diminuta. Ambas del tamaño de una uña.

 rana venenosa

Como ven estamos viajando mucho, montamos en avión, barco, canoa, caballo, coche, tirolina, tirados po un tractor… Hay muchas cosas que hacer y la gente es muy amble. Los ticos nos recibieron muy bien.Un beso muy grande familia, escríbanme, relájense estos días y disfrútenlos.Como dicen acá a modo de macanudo o buen rollo…..

PURA VIDA!!!!!!!!!! 

DIARIO DE COSTA RICA PARTE IV.

Ahora mismo estamos en Tamarindo, que es una playa del Pacífico norte. Este lugar está invadido por los gringos, como dicen acá. De hecho fue rebautizado como Tamagringo. Es una minicomunidad que se dedica al Surf y a montar juergas americanas por las noches. Cómo subió el nivel de vida del lugar, Ufff…. Está todo más caro y pijín.

Los americanos vienen a Tamarindo a aprender a surfear. Las olitas son casi imperceptibles ( estamos en el ” Pacífico”) y parece que es bueno para aprender.Nos vino bien para descansar un par de días, porque llevábamos un ritmo frenético.Mañana partimos para Sámara, que es una playa paradisíaca menos turística que nuestro actual emplazamiento. Y de ahí nos iremos a la capital para coger varios aviones hasta Madrid.

Una cosa que no les conté y que es muy bonita de acá es que Costa Rica está llena de perros. Los hay en todas las playas a puñados, en las calles, pueblos, villas, puertos… Hay miles de perros por doquier.  

perro tamarindo 

También hay muchos caballos, y en el Puerto Viejo andan por las playas sueltos y los podés acariciar. Duermen en las playas y pasean entre palmeras, por la orilla… Le da un toque salvaje a las playas.

 caballo playa 

Ayer hizo un día maravilloso y el sol nos crucificó. Insoportable. Hoy estuvo todo el día lloviendo torrencialmente, así que andamos más de tranqui. Por último…

Para llegar acá compartimos un taxi con una familia de trabajadores del campo. Eran padre, madre y dos hijos. No sé cómo hicimos para entrar todos en el coche. Nos llevaron al interior más rural de la zona y se bajaron en una chocita humilde donde les esparaban varios niños que salieron a recibirlos. Fue un viaje en el tiempo. El tipo, al saber que éramos de España, nos preguntaba si habíamos llegado por avión o por tierra. 

Es gente muy sana, abierta, risueña y fue bonito el viaje compartido y sus entrañables conversaciones sobre su familia, que vivía en Alajuela ( donde habíamos estado aquella misma mañana) y a la que hacía años que no había tenido oportunidad de ver. Qué capítulo.También les contaré que intentamos ver el volcán Poás, en Alajuela. Pero estaba tan alto que las nubes y los gases que desprendía (olía a tóxico) no nos permitieron verlo. 

 

DIARIO DE COSTA RICA. PARTE V.

Ya estamos en la capital, San José, para mañana coger el avión de vuelta a casa. Atrás dejamos unas playas fabulosas del Pacífico. Enormes, infinitas para nosotros solos. Debía haber 4 personas en la paradisíaca playa de Carrillo ( Sámara).

Sámara

En Sámara estábamos alojados en unas cabañas rústicas a sólo unos metros de la playa. Qué placer. Nos tocó compartirlo con un ratoncito que descubrimos en la ducha y que bautizamos como ” Mickey”, y algún cangrejo salao que también se paseó por el baño.

caseta 

Qué atardeceres los de Tamarindo y Sámara, donde se funden los rojos con naranjas, azules, violetas y grises en un asombroso juego de luces. atardecer costa rica

Hoy volvimos a tostarnos. Por las mañanas suele haber un sol radiante y al atardecer ( a partir de las 18horas) comienza la lluvia, que puede durar hasta la mañana siguiente.El contraste era que mientras nosotros estábamos de vacaciones, los ticos iban a la escuela y paseaban por la playa uniformados.

paseo costa rica

El día que pasamos en San José fuimos a dar a un restaurante típico tico, donde poco guiri habrán visto en su vida, jeje. Un tipo algo loco nos invitó varias botellas de guaro, el licor nacional, parecido al tequila. Y nosotros le cantábamos a coro la canción folclórica que dice: de la caña se hace el guaro. Y es que en Costa Rica nos quieren mucho a los españoles. Somos bien rebidos en cualquier rincón del país.

  guaro

Lo de la cámara de fotos, puede ser un drama, porque habíamos hecho un montón de fotos y videos. Así que a ver si hay suerte al llegar a casa y las podemos descargar, que valen oro.Nos vemos en casita. Llevaré un poco de moreno de los últimos días de descanso playero, ( o eso espero).Un beso grande!

Dedicado a nuestro coordinador José Luis y toda la gente de Costa Rica, ticos, nicas ( Nicaragua), colombianos y chapines ( Guatemala). A todos los que nos encontramos por el camino, niños, camareros, conductores, trabajadores, amigos ocasionales… Ustedes son lo más bello del país.