Mi sobrino Pablo, de 3 años, me cuenta que le encantan las mofetas (skunk). El otro día nos cruzamos una con el coche. Me gustría ver una de cerca, aunque no demasiado, por si las dudas.

El otro día estuve en un pueblecito de al lado, llamado West Branch, donde permanece la casa del presidente estadounidense Herbert Hoover. El pueblo está muy cuidado y tiene unos jardines de ensueño. Allí, parado sobre una rama, posaba un búho enorme (owl), que parecía una estatua. A pocos metros un conejito brincaba alegremente inconsciente del peligro que le acechaba.

  

Mi actual casa, pues ayer me mudé por fin, tiene el honor de acoger en su jardín a varios conejos, ardillas, aves y un innumerable grupo de exóticos insectos. Por cierto, ya estoy lleno de ronchas y no hago más que rascarme.

Entre las aves que veo por aquí, pregunté por una de ellas muy bonita con alas coloradas. Se llama red wing blackbird, esto es, un mirlo de alas rojas. Come insectos y semillas. 

  

El macho tiene las alas rojas, mientras que la hembra es de color parduzco. También vi un pájaro completamente rojo y muy llamativo posándose sobre el tendido eléctrico. A ver si averiguo quién es.

En los alrededores de mi casa que oye toda clase de pájaros con sus cantitos. Está el lánguido buu, buu; el simpático u-ú, u-ú; y algunos más que todavía debo aprender a distinguir. Además de la orquesta  de pájaros e insectos chirriantes al atardecer.

          Mi sobrino Diego, que acaba de cumplir 6 años, me cuenta que ha estado cazando mariposas, ardua tarea, y que le gustaría saber qué otros animales hay por aquí.

Ayer Silvia y yo fuimos a la ciudad, Iowa City, una ciudad muy moderna con muchas cosas para hacer. El camino de nuestro pueblo a la ciudad es muy bonito. Irradia verdor por los costados.

 

Los maizales se prolongan hasta el horizonte, y sobre ellos se dejan caer algunos caserones aislados, y algunas cuadras (barn), donde se almacena el forraje, y que suelen pintar de colorado.

 

De camino a la ciudad, en el arcén de la carretera, vimos un ciervo (deer), o mejor dicho, la hembra del ciervo, porque no tenía cuernos. Era una muy bonita.

          Acabo de leer que en Madrid, Spain, tienen pensado seguir adelante con la carretera m-501, que circula a través de una valiosa zona natural, con los perjuicios para el medio ambiente que ello conlleva. Al parecer el plan incluye levantar un cercado a ambos lados de la carretera, y dejar un puente para que los animales circulen de un lado a otro, así como un túnel por debajo de la vía, para animales como las ardillas, conejos…

Preferiría que no se levantaran más carreteras en determinadas zonas; pero si debe hacerse, por lo menos de este modo se protege a conductores y animales de posibles accidentes.

Ayer fui a la compañía de seguros para asegurar el coche, y me dijeron, no es la primera vez, que es muy habitual atropellar ciervos. Además de las decenas de mapaches que diariamente veo en la carretera.

En fin, queridos sobrinos, que para disfrutar de la naturaleza debemos aprender a valorar nuestro entorno natural y cuidarlo con cariño.