By Silvia

Capítulo para los docentes y demás personal interesado en cómo funciona un cole yanqui.

Cuando llego al cole me transformo en Miss Álvarez por aquí, Miss Álvarez por allá (con lo cómodo que es Silvia…).

Por la mañana los niños entran a clase y dejan sus mochilas en sus “lockers”(taquillas de pasillo) “hacemos la bandera”, el ayudante del día despliega la bandera, todos de pie, mano  derecha en el corazón y…

“I pledge allegiance to the flag of the USA and to the republic for which it stands, one nation, (esta es la parte que más me gusta) under god, indivisible with liberty and justice for all”.  

Y ya podemos hacer los saludos rutinarios, un día empezamos lengua en inglés y otro en español. A veces es un poco lío, pero mi clase es así, un poco “United Nations”.

Y la semana pasada hicimos la u de uvas y nos las comimos, esta semana tocó la m de manzanas  y también. Y la siguiente la p de palomitas. (aquí, las mejores)

  

Los niños tienen varias asignaturas, de media hora cada una, varias veces a la semana. Eso me llevó lo mío adaptarme, pues mirarba el reloj a cada rato y siempre tenía la sensación de que estaba donde no tenía que estar…( a veces entraban ganas de llorar, pero le echaba valor y… Go Silvia go…! que me decían algunas profes en el pasillo)

 Hay Art, además de  Biblioteca, Música y Educación Física . También viene el orientador del cole a veces a dar Educación Emocional. Muy interesante.  

Todos van y vienen por los pasillos ordenaditos, en fila. Para que no se monte jaleo a la hora de comer, las clases salen con una diferencia de 2 mtos. Así se controla el ruido y jaleo propios de los comedores escolares. Una maravilla.

 

Y premios y más premios . De todo tipo: pegatinas, cartulinas con dibujo,  “happy note” para casa, o gesto de estrella fugaz simbólico. Todo vale para motivar a los  alumnos con sus pequeños, a veces diminutísimos, logros…Creedme ¡funciona!

 Me hace plantearme si no seremos así también los adultos, que nos dicen un halago o nos dan un detallito y nos quedamos más contentos que unas castañuelas pa todo el día…                                      

Y los niños son niños en cualquier punto del planeta: sueñan con la hora dejugar en los “centers”(rincones de juego de clase) y les encanta cantar, dibujar y hablar, hablar, y hablar…

Cuando mi hermana Mónica estuvo aquí nos ayudó a tejer y a hacer un mural gráfico de los niños y niñas de la clase. Todavía me preguntan por ella y se contestan los unos a los otros: “No, she´s far away in Spain…”. El otro día sin venir a cuento una niña la dibujó.

Solo he notado de diferencia que no gritan tanto, y su manera de comportarse mal no es a la española de rabieta o pegar, es más sutil. Pero en todas partes cuecen habas…(o frijoles)

Ayer nos dimos una vuelta para ver el cambio de estación y notar la presencia del otoño también en nuestro pueblo…

Comemos a las ¡11:30! Ý en tan solo 20 mtos. La comida del comedor no es más sana que la que comen en casa: burritos, hamburguesas, pizzas y postres megadulces para terminar. Y una norma que me gusta mucho, si no les apetece comer más, pues lo dejan…Así no tengo queja de nadie del comedor. Mucho más fácil.

Por la tarde jugamos a juegos de corro: “A sapatila pour detruás truis truas…”. Me encanta el acento de mis angloparlantes…

Aquí debajo una foto del recreo, es como en el parque de atracciones. Es una estructura de madera con un montón de pruebas para hacer. Te dan ganas de montar!

Por si hay alguno que conviene recordarle las normas básicas de convivencia… Un step!

Dos steps acumulados en el día, se le quita algún privilegio. Tres, un recreo sin salir. Cuatro, llamada a casa. Cinco, a la direc…Y funciona fenomenal. Nada de charlas pesadas o levantar la voz. Solo con mencionar los steps más de uno se achanta… Y al terminar la semana si no tienes más que uno o ninguno…¡tarjeta de no steps para casa con pegatina incluída! Y se van a casa rebosantes de felicidad enseñándoles a todos lo que han ganado por portarse bien.

El otro día nos vino a ver una representación del equipo del High School Los “Comets”. Banda de música, desfile, Go comets go y cheerleaders animando el cotarro. Es una semana al año que hacen un especial apoyo al equipo. Toda la comunidad escolar se encajan las camisetas del equipo y a cantar eso de “Go, comets . Go, Comets, go, go, go…”

 También tenemos visitas a los bomberos del pueblo, que aquí son todos voluntarios. Y cuando hay una emergencia, dejan sus trabajos para acudir donde sea. Todo por la comunidad.

Una de esas visitas, fue estos simpáticos músicos de raíces irlandesas que nos deleitaron a todos con sus canciones folkies.

Y a todo esto, con idas y venidas de profes saludándote por el pasillo: “Hello, how was your day today?”, “How is it going?”…y todo tipo de derroches de amabilidad y simpatía. ¿Se volverán todos con el frío mustios, sosos y secos; o será así su american way of life ?

Ya os contaré…Pero con todo y con eso… I love Spain y las cañitas con mi gente!

I love you!