By Silvia.

Times Square

En New York es muy difícil no encontrar tu sitio. Todos caben, ¡ muy juntitos! Cada zona es un mundo en sí mismo y es enoooorme. Nosotros estábamos en pleno Chinatown. Realmente estaba lleno de chinos. Bueno, la guía ponía que en realidad son vietnamitas. Su comida parece supersencilla pero está riquísima.

chinatown chinatown-sil

Desde el sur de la isla de Manhattan, donde estaba nuestro hotel, podías ir andando a cualquier punto. Al lado teníamos el Soho y Greenwich Village, barrios de marcha alternativos y restaurantes peculiares de todos los orígenes posibles: mejicanos, griegos, etíopes y hasta de tapitas españolas. Obviamente como nos gusta lo peculiar, y todavía no hemos desarrollado la morriña española, nos decantamos por los puestos callejeros donde te venden todo tipo de comidas del mundo, desde Pretzels judíos gigantes hasta  falafel turcos . Hay de todo, oiga…

_
puestos-de-comida-nyc1 un-rayo-de-luz-en-la-ciudad-gris-de-nyc

Tirando hacia el Midtown ( la zona central de la isla), se puede visualizar el glamour de la Calle 42, Broadway y la 5ª Avenida. Todo tiendas, algunas donde comprar a un precio razonable. Llegamos a ver como tres Zaras y dos H&M en plena calle supercéntrica. Los edificios son descomunales y están todos seguidos. Las avenidas son anchísimas y tardas en cruzar media hora, a no ser que lo hagas corriendo, al estilo neoyorkinos.

 zara-quinta-avenida patri-high-buildings Calle de los joyeros judios

Como había puente de Thanksgiving, la gente se apelotonaba en las Avenidas más comerciales y las tiendas estaban a rebosar. Tuvimos la suerte de presenciar el gran acontecimiento televisado cada año en la tele: The Thanksgiving Parade. Osea, el desfile de Acción de Gracias. Lo organiza la conocida tienda Macy´s. Es conocido por los globos gigantes representando todo tipo de personajes emblemáticos como Shrek, Spongebob, Hello Kitty o Kermit the frog (la rana Gustavo). Por cierto, Patricio salió a hacer una foto y se perdió, así anduvimos buscándonos media hora entre la multitud.

parade-1 parade-2 parade-3 parade-4 parade-5

De tiendas por la Gran Manzana, vimos un Toys´R´us con una noria gigante dentro, una tienda toooda de M&M (después de ver su imperio me da tilín comerme uno…) Y unos escaparates  supercurrados. En New York se deja ver la creatividad y la originalidad en cada rincón. Cada tienda lucha por ser más peculiar que la otra y se nota que es una de las capitales de la moda.

escaparate-1 espectaculo-de-luz-y-sonido Times Square big flag

En barrios alternativos como el Soho o Greenwich Village, hay todo tipo de galerías de arte y tiendas de ropa muy particulares (a la vez que caritas…) Pero todo muy creativo y muy cool! Además hay un montón de bares de música en directo. Fuimos a uno de funky, soul y black music en general muy chulo. Y después, a las tres de la mañana… ¡ una pizza! Se ha ganado su fama de “la ciudad que nunca duerme”. Y  luego cómo cuesta despertar… zzzzzzzzzzzz.

También hay una gran cultura musical. Entramos al Blue Note, donde tocaba al día siguiente Dave Brubeck (Take Five). Y paseamos por el emblemático Carnegie Hall.

carnegie-hall times-square-by-night

En Central Park vimos los Strawberry Fields dedicados a John Lennon, pues están en frente de los Dakota Apartments donde residía. Siempre hay flores frescas en su honor.

 strawberry-fields imagine

Y como no, no nos podíamos perder las vistas de ciudad paseando con un ferry GRATIS (pensaba que en este país no existía esa palabra) hasta el otro lado. Pudimos ver la Gran Dama Francesa mirándonos desde su isla. La vistas de la city, una pasada.

 manhattan-desde-el-ferry estatua-de-la-libertad

De vuelta por Wall Street vimos  de pasada La zona Cero. La verdad que no hay nada que ver. Solo una gran explanada rodeada por una valla. Están en obras. Quieren poner dos grandes haces de luz en su lugar.

El subway (nada de underground) no lo reforman desde 1925 (por ejemplo) pues conserva las grandes vigas de metal propias de la era de la revolución industrial tardía. Vamos, que pelín cutre, pero tiene cierto encanto con sus músicos tocando jazz por sus pasillos… Es fácil moverse en metro, pero es como en Londres, que pasan varios por las mismas vías y tienes que estar al loro. No nos conseguimos perder. Hubiera sido divertido aparecer en pleno Harlem o en el ¨Barrio latino¨, pues se extiende por cada rincón de la ciudad.

subway  canal-street  subway-sil

Logramos llegar hasta la ONU atravesándonos la ciudad a patita. Es una mole gris llena de banderas. Es curioso entrar en el edificio donde se podrían hacer miles de cosas para mejorar el percal. Lástima que no me dieran un micro…

onu

Y para lo último las vistas panorámicas del Empire State Building, el edificio más alto de la ciudad. Sube a toda caña los hasta el piso 80. Nos recomendaron subir de noche y es que New York no se sabe cuándo mola más…

empire-state1 nyc-in-the-night

Y por si fuera poco, el museo de arte contemporáneo más conocido en el mundo. El MoMa (Museum of Modern Art).

  pb280256 picasso-tres-musicos moma-helados moma-cine

New York, una ciudad sin fin en la que, cuando uno piensa que está en el centro, camina doce calles más allá y sigue estando en el centro. Una ciudad que se prolonga a lo ancho y alto del espacio, haciendo parecer a la gente hormiguitas caminado dentro una gran maqueta.

New York es árabe, español, italiano, inglés, indio, afro y judío a la vez. Hay tantos Nueva York como ciudados en esta gran ciudad, y cada uno tiene que encontrar su propio lugar.