March enters like a lion and leaves like a lamb.

Se despide el mes de marzo y del ocaso del invierno brota la primavera. Así, medio mes fue incómodamente frío y el otro medio salió a relucir el Sol, preludiando  los calores, los colores. Me dio, miren ustedes por dónde, por la carpintería.

casa-wren1

 

Dice un refrán en estas tierras que cuando marzo entra como un león, sale como un cordero. Pero lo cierto es que este fin de semana se volvió todo del revés y cayó una gran nevada

 

Vientos, lluvias, tormentas e inundaciones salpicaron en marzo el mapa de Iowa. La biblioteca de West Liberty, estuvo cerradas por semanas debido a las inundaciones. Algunos días harto ventosos se piensa uno si salir a la calle con piedras en los bolsillos.

Pero en general, los rostros se ven más luminosos que en el meses anteriores, y llegaron los primeros verdores. Es buena señal.

Las aguas dejaron a ambos lados de la carretera gran número de terrenos encharcados. Allí regresa cada año de su largo viaje el Red winged blackbird, o mirlo de alas rojas. Signo inéquivoco del comienzo de la primavera. Este vistoso mirlo migra antes que la hembra para buscar un lugar adecuado, que después ofrecerá a a su pretendiente batiendo sus sensuales alas con franjas rojas y amarillas.

 mirlo-de-alas-rojas

Y esto me dio la idea de poner en marcha mi súper plan…

EL JARDÍN DE LAS DELICIAS.

En vista de la variedad y elegancia de las aves del lugar, decidí adecuar nuestro jardín para acoger a tan preciados invitados. El primer bird feeder o comedero de pájaros consistía en una gran botella de plástico agujereada llena de semillas.

comedero-de-pajaros

Pero fracasó, porque temiendo que las ardillas trepadoras se zamparan la comida, coloqué la botella a escasos centímetros del suelo, pendiendo de un bastón metálico no muy alto. Y parece que a los pájaros les pareció peligroso, porque nadie se acercó.  Días y noches pasé mirando tras la ventana y nada ocurrió.

Sí funcionó sin embargo el método de la siembra. Esto es, aalir al jardín y lanzar puñados de semillas por doquier. En apenas una o dos horas comenzaron a llegar los invitados. El primero, el grackle, del latín graculus, que significa toser. Pues este pájaro no canta, sino carraspea. Pareciera que maldice. 

Son pájaros enérgicos, que pronto ahuyentan a los otros comensales. Lucen multicolores con el reflejo del Sol, y brillan sus pupilas negras sobre un fondo amarillo. A Silvia no le gustan nada: ” Los primeros en llegar, los pajarracos más feos del barrio“. Pero nunca negaremos un puñado de semillas para un “pajarraco” necesitado.

cgr

El segundo paso fue comprar un bird feeder sencillito por dos dólares y colgarlo de una rama. Escoger el lugar es fundamental, pues los pájaros siempre buscan la protección de los arbustos y árboles cercanos. Por lo que lo colgué de un arbolillo junto a mi ventana y aguardé.

card-pareja1

A la mañana siguiente ya teníamos una pareja de cardinals. Él, de un rojo bermellón de sábado noche; y ella gordita, modesta, con su pico colorado. Ambos enmascarados y el pelo hacia atrás, engominado. Desde entonces los vemos a diario. Ella suele estar en el suelo, camuflada entre las ramas de los arbustos por su color gris. Y él inquieto, de rama en rama saltando del suelo al árbol, del árbol al comedero, del comedero a la tubería, y de allí a otro árbol. 

A veces él le ofrece su mejor plato a ella.

card

Su canto melodioso es apreciado por las gentes de Iowa. De camino al colegio lo escucho todos los días silbar: tui-tui-tui.

Hoy, antes de que empezara a nevar, ha venido un pájaro carpintero. En estas tierras lo conocen como Downy Woodpeker (Picoides pubescens). Es la segunda vez que los veo por aquí. Son muy chiquitos, apenas 15 cm. Y se pasan el día picoteando las ramas incansablemente: toc-toc, toc- toc. El macho tiene un punto rojo en la nuca, y la hembra no lo tiene. Las dos veces me encotré con la hembra. ¿Cómo lo sé? Siempre tengo los primáticos a mano.

Busca ramas huecas donde puedan habitar pequeños insectos. Con su larga y delgada lengua enrollada los atrapa y se los zampa. Además va marcando su territorio. Si se acerca uno después de que haya pasado podrá leer: ” Aquí estuve yo. 3/28/09″ (pero en inglés, que son woodpeckers). 

pájaro carpintero

¿ No tendrá dolor de cabeza de tanto picotear?

El pasado fin de semana, además del cumpleaños de Claudia (la mayor de las peques Castro), se celebró un curso de construcción de casas de pájaros en Muscatine, cerca del Misisipi. La bióloga que dio el curso ya me conocía de haber venido a mi clase de 3º a dar un curso de reptiles (trajo serpientes y tortugas). Habló de los pájaros a los que destinaríamos nuestras casas, puso fotos y nos enseñó a distinguir su canto.

En torno a un pequeño lago y luciendo un hermoso día nos pusimos manos a la obra. Silvia construyó una casa abierta para pájaros como el american robin (turdus migraturius). Seguramente el más común de nuestros vecinos. Fácil de reconocer su canto: chirulá- chirulí, chirulá-chirulí.

robin-house amro 

En cuanto a mí, hice una casita de una madera oscura (redwood),  para pájaros diminutos, como el house wren o el chickadee. Este último llamado así por su canto repetitivo.

 house-w chick 

El agujero del nido es del tamaño de una chapa. Pues son realmente pequeños estos pájaros, y así se aseguran que no entran predadores en su morada.

casa-wren

De hecho, mis amiga la ardilla se las ingenió para trepar por la rama y alcanzar el comedero.

Al principio parecía que lo tenia difícil. Cada vez que se acercaba al extremo, la rama se curvaba y la ardilla se echaba hacia atrás asustada. Pero a la mañana siguiente,   “alguien” había mordisqueado la cuerda y el comedero estaba en el suelo vacío. Así que he probado colgarlo en otra rama, más cerca de mi ventana.

Ahora la ardilla camina hasta el precipicio y como no alcanza, se lanza sobre el comedero y se estrella contra el  suelo. Contenta, eso sí, porque siempre caen unas cuantas pipas. Puede repetir esto durante horas. ¡Qué obstinada!

ardilla-escalando 

Otra de las mejoras que he ido introduciendo en esto del arte de la seducción ornitólogica, es elegir la comida apropiada. En la biblioteca de mi colegio encontré un libro llamado:The Bird Garden , donde comenta cómo el tipo de comida atrae a unas aves u otras. Recomienda para atraer al gran público las pipas de girasol. Así que compré una de esas bolsas gigantes de pipas, que mezclo con semillas, y voilá. Las visitas no han parado de llegar.  

Entre otros, el arrendajo o urraca azul, aquí llamado blue jay (cyanocitta cristata). Es un pájaro imponente, de grandes dimensiones y con deslumbrantes reflejos azules en sus alas. ¡Qué elegancia! Sin embargo, cuando le hablas a la gente de Iowa del blue jay, ponen cara de desagrado. Porque es un pájaro chillón, suele emitir un estridente: jay, jay. Bien para avisar a todas las aves del lugar de que hay un halcón o búho cercano con fieras intenciones; bien imitando el sonido de un halcón para abrirse lugar en los comederos de pájaros.

blj1

Nos ha visitado en varias ocasiones también, a veces dos o tres juntos. Como buena urraca que es, le atraen los objetos brillantes.

Tras el curso de construcción de casas de pájaros, colgamos ambas en nuestra casa. Procuré un rincón resguardado del viento y la lluvia, cerca de un árbol y a una altura de 2 a 3 metros.

Ahora sólo queda esperar que siga creciendo nuestro jardín de las delicias, donde hay agua y alpiste para todos.

casa1 casa2 2-card-nieve1 un-blue-jay-en-mi-ventana

Otra de las reglas a tener en cuenta cuando uno crea un comedero, es: “Once you start keep the food coming“. Pues algunos pájaros se harán dependientes de él, y si la comida desaparece durante el invierno pueden morir. Hoy mismo, sin ir más lejos, la nieve lo cubría todo y muchos pájaros vinieron al comedero, donde tienen su ración asegurada.

Afortunadamente, con la llegada de la primavera estarán bien provistos de insectos y semillas.    

 Nota: Cuando le pregunté a la ardilla el por qué de su obstinación, lanzándose en plancha desde la rama hacia el suelo incansables veces golpeándose contra el comedero, me respondió así:

– ¡Ay si yo no tuviera que procurarme la comida cada día! Si fuera tan fácil como lo es para ti, que pagando unos ólares te dan bolsas de pipas con las que tendría comida por un mes. Pero no es así querido amigo mi condición de animal libre.  Cien veces más me lanzaría desde la rama más alta del árbol, si con ello consiguiera dar de comer a los míos. Pero no nos pongamos dramáticos ahora. Anyway, you know what? Thank you so much! I love sunflower seeds.

ardilla1