Llegaron volando, como semillas que lleva el viento. Vinieron a germinar a esta tierra fértil,  donde se pintan campos de maíz en los meses de más calor.

Las fuertes lluvias y las tormentas, las tempestades siempre acechando, la nieves que todo lo cubren durante el invierno, no han hecho sino fortalecer sus tallos recios. Hemos crecido juntos, como el ramo de flores que comparten el mismo agua. Llorando con desahogo en la incertidumbre, los días grises. Brotando risas y alboroto en la primavera.

Y dentro de muy poquito algunos partirán. Saldrán de sus macetas para regresar a la tierra de donde vinieron. Donde seguro, nevará y hará menos frío que aquí. 

LOS CASTRO.

Los Castro en Utah. Recorriendo EEUU en caravana.

Los Castro en Utah. Recorriendo EEUU en caravana.

Sonia, Miguel, Claudia y Candela habían arado ya el terreno cuando nos dejamos caer por aquí. Gracias a ellos fue mucho más fácil echar raíces en West Liberty. Pronto compartieron las amistades cultivadas con nosotros. Y, con un mapa en la mano y una brújula en la otra, nos enseñaron a orientarnos en Iowa y en los Estados Unidos.  En todos los sentidos.

En honor a tres intensos años de labranza, día a día, la comunidad escolar les ha homenajeado por los frutos que han dejado en este pueblo. Niños y mayores los han disfrutado. Lo puedes ver en sus caras. En las semillas que asoman cuando sonríen ampliamente, con morretes de rojo color. ¡Queremos más!

Ahora que se marchan ondean las banderas en West Liberty con un lema que dice: Este pueblo ya no es el mismo.  

Y qué podemos decir nosotros, que hemo hecho piña con ellos en el verso y el reverso. Cuántas veces les hemos cantado Help! y With a little help from my friends.

Hemos caminado sobre sus huellas para no estropear la tierra. Nos llevaron, de un modo u otro, por Amana, Kalona, Davenport, Iowa City, Dubuque… Y más allá del Missouri y el Mississippi.  Nuestro viaje es vuestro viaje.

Ya se pierde la silueta de un avión en el horizonte. Miguel, en su pensamiento: Cuánto voy a echar de menos esta tierra. Sonia, con su quilt bordada bajo el brazo, ¿cuál será el próximo lugar? Oh, destino tu dirás.  Claudia devora libros mientras tararea: Do-re-mi, do-re-sol, one-two-three-four. Uno, dos y tres I want to learn francés.  Candela correta luciendo una corona y ríe con emoción, es la princess del lugar.

En mi cumple

Las chicas de West Liberty. Foto de Miguel Castro.

MONTSE.

Montse vino a dar también a nuestro pueblo allá por octubre de año pasado. Nadie sabe de dónde viene o a dónde va. Baila sobre las corrientes de aire y lleva crampones en la época de nieves para no resbalar. Le ha sobrado tiempo para ganarse al alcalde de West Liberty, a Don José Zacarías y a Jim. Sus tres mosqueteros.

Le gusta tomar el Sol y viste piel de camaleón. Encuentra siempre su lugar allá donde va. Algunos la envidiamos: qué facilidad. Vive entre Iowa y Chicago. Habla tres lenguas y se dirige a Barcelona. La espera el destino, sentado bajo una sombrilla tomándose unas cañitas. ¿Es única Montse o no lo es? 

Nos volveremos a ver en otro tiempo y otro lugar. We know it!  

ESPAÑOLES A LA CONQUISTA DEL OESTE.

Cumple

Detrás: Rafa, Paloma, Paula, Manolo, Patricio, Juan Carlos, Jesús y Estrella. En el frente: Jessica, Ana y Laura.

¿He dicho españoles? Estos profes no son de ningún lugar. Son de aquí y son de allá, maquíllate, maquíllate. Han caminado África y Europa, y ahora se lanzan a la conquista del Oeste (de Iowa). Jessica y Ana buscan cambio de rumbo. Para jugar hay que arriesgar, y estas chicas son valientes.

Con amor, con todo su cariño se han bierto un hueco en nuestras macetas. Hemos compartido la misma tierra, y bebido de la misma jarra. Enviadnos postales desde allá donde estéis. Queremos seguir todas vuestras aventuras.

 El león de Iowa es Rafa, con el corazón más grande que el Parque de Yellowstone.  Si le preguntas a dónde va, se baila una rumbita: un pasito p´alante, un pasito p´atrás.

Nos recibió en su jardín tantas veces: Comed y bebed, mi huerta es vuestra huerta. Nos lleva a todos en el bolsillo, nos pinta y colorea a su gusto. Se divierte con nosotros y nos divertimos con él. Tiene esa facilidad de palabra que lo hace especial.

Paloma y Jesús, con la chiqui Paula al frente, se quedan un año más para ver crecer a esta hermosa mocita rodeada de maíz. Con éste, quemarán su tercer cartucho en Iowa. Y después cogerán un vuelo hacia… ¿Irlanda, Escocia, Inglaterra? El mundo el su hogar.

Juan Carlos también se queda. Y es que a la tercera va la vencida. Allá en el noroeste lejano se escucha el aullido en las noches de Luna llena: Continue with the party! Ése es el espíritu. Siempre listo para una fiesta más. Así haya que atravesar montañas (que en Iowa no las hay), poner el cruise control por cinco horas, o recorrer vertiginosas curvas (que en Iowa tampoco las hay) para llegar a la ansiada celebración.

Manuel, el rey de Nebraska, a quien seguro volveremos a ver. Y a quien el destino le guardó una green card que cambiaría su vida para siempre. Rock n´roll forever.  

Estrella y Laura, compañeras de aventuras iowinas. Además de Chicago, Nueva York, Nueva Orleans, sus viajes por Minnesota, Kansas en el horizonte… Cuánto mundo nos queda por ver juntos. ¿verdad chicas? ¡Se quedan! ¡Se quedan!

Ffffffff...

A TOAST TO ALL OF YOU!