By Sil.

Aquí Silvia y Pat poniendo pie en tierra firme al cabo de dos meses de rular por los US en magnífica compañía de familia y amigos. Incluída nuestra Martita y Al que, recién llegados de Nueva York y Chicago, estuvieron encantadores poniéndonos al día de lo que se cuece en España. Incluído el glorioso anuncio del gato chino y otras novedades españolas.

Ha molado un montón. Ayer los llevamos a casa de la familia de acogida que tuvo Marta allá entre los maizales de Illinois. Qué mujer más maja. Enseñándonos sus colchas de colores cosidas  a mano y su álbum de fotos familiar personalizado de lo más creativos. Me parecieron una pareja entrañable.

Marta & Al

SIX FLAGS.

El primer día que estuvimos con ellos fue a una velocidad de unos 100km hora en uno de los parques de atracciones más conocidos en los US. Vaya marcha que tiene vuestra amiga. Proponiéndonos siempre atracciones de alto riesgo tiñéndolas de suuuuuaaaaveeee. Yo de una que montaba tenía que descansar dos en las que seguían montándose ellos. Pero fue divertido. Pat se animó y acabó por arrastrar a todos menos a mí a una que pintaba un poco heavy. (Cómo sería que hasta a  la propia Marta le daba canguelillo…)

 Yuhuuuuuuuuu

Los días siguientes nos los pasamos en Iowa. Visitamos Los puentes de Madison, Des Moines, algún parque natural… Y pudimos contemplar de cerca un ciervo con una considerable cornamenta en Elk Rock State Park. Además, en esta época del año se pueden ver cientos de luciérnagas en los alrededores de los caminos, como lucecitas de navidad que se encienden y apagan.

 INDIANOLA ¡CÓMO MOLA!

ballons indianola

Nos adentramos en la profunda Iowa y nos unimos de espectadores de un concurso de globos aerostáticos en Indianola, junto a Los Monjes. Según el comentarista del evento estábamos entre 5000 personas. Todo un acontecimiento teniendo en cuenta la poca densidad de población iowina. El evento consistía en llegar desde el pueblo de al lado y tirar un peso a una diana que había colocada a la vista del público. Para ello, tenían que acercarse mucho y se tenían unas vistas bien chulas de los globos.

watching blowing shades

click in the night

 lighting

También estaba animado con música, y había que hacer los honores…

do you wanna dance with me yes

MAQUOKETA. Un mundo bajo los pies.

Otra de las sorpresas que guarda Iowa data de miles de años atrás, y se esconde en el interior de su propio suelo. Es obra concienzuda del agua de los ríos, que ha ido socabando el terreno en las entrañas de esta región. A medio camino entre nuestra casa y el Misisippi, hay un conjunto de cuevas y galerías subterráneas que hacen las veces de parque de aventuras para niños y… no tan niños. Por cierto, mejor preparados que nosotros. Porque para estas excursiones ” underground” conviene vestir esos harapos que guardamos en el rincón más recóndito de nuestro armario.

bend down  bridge

No faltan allí aprendices de espeolología que no levantan un palmo. Personas-lombriz que se arrastran por los estrechos pasillos embadurnados en lodo. Para que después una monitora de tiempo libre coloque a un gran grupo de niños en fila y someta a votación popular quién acumula más mugre. Hay barro en sus camisetas, en sus pantalones, entre los dedos de los pies, la cara, probablemente dentro de las orejas. También sus madres y padres, que parecen querer arrebatarle el premio a los pequeños. ¡Dios, nadie se libra! Y nosotros de punta en blanco, qué triste.  

   cave deep darkness

SAN LUIS (MISURI).   

Ponemos rumbo al sur y nos embarcamos en la ciudad de Saint Louis, a orillas del Mississippi, donde se está celebrando un multitudinario concierto de rock cristiano que congrega a una ferviente muchachada. En escena una joven tatuada delira entre gritos de furia y tiernos susurros ¿Esta hablando de Jesús?  

Agosto es sofocante en Missouri. Constantemente estamos buscando un lugar donde guarecernos. El fin de nuestras peripericias estivales tiene lugar en casa de los Holston en Illinois, donde estaban esperando a Marta y su “friend” con los brazos abiertos.

St Louis Mississippi 

Muchas gracias chicos.