Arco delicado 

A la entrada de Arches Park lo recibe a uno una montaña que parece emergida de las profundidades en una especie de parto geológico. Su perfil plano, como trazado por una gran espátula, se desliza y crece sobre la grieta formada. Rodrigo y Ana contemplan el resultado con el ceño fruncido tratando de explicarse qué clase de fuerza natural lo ha provocado. 

La falla de Moab (Moab fault) dejan al descubierto los distintos estratos apilados unos sobre otros durante millones años. Franjas de diferentes tonalidades ocre se disponen con exactitud a cada lado de la brecha.

moab fault desert

El desierto se despliega ante nuestros ojos. La inmensidad de la masa rocosa y las formas imposibles podrían hacer pensar que un dios ha manoseado esta parte del planeta como si fuera arcilla, modelándola aleatoriamente.

clay so small

Hubo un tiempo en que todo esto lo cubría un océano azul del sólo queda hoy la sal. Un suelo de sal tan frágil, que no ha podido con el peso de las rocas hasta allí arrastradas por mares posteriores, cediendo en favor de un desierto lunar. Un infierno seco, casi yermo, donde juega viento con la arenisca y silba por entre los arcos.

Sil and the arch arch 

walk through the arch lanscape arch mas allá

A su paso el río Colorado, paciente pero insistentemente, ha hecho meya en el paisaje, abriéndose paso hacia las profundidades del desierto. Resquebrajando la tierra en saltos infinitos unos sobre otros. Dejando una estela breve de verdor en su cauce.

Asomado al precipicio diviso un todoterreno en la más jena de las lejanías. Y él, a su vez, bordea otro precipio eterno, donde discurre el río en lo más hondo.

broken land Río Colorado endless

En cualquier caso, no es creíble. La magnitud de las cosas no es creíble. Ni siquiera estando allí se es capaz de digerir tamaña monstruosidad. Y fácilmente se pierde el pensamiento en místicas ideas.

Al menos una vez en la vida se ha de vivir algo así. Escapando del mundo. Solo, insignificante, frente a la abrumadora eternidad que todo lo traga. Donde el tiempo y el espacio se diluyen en la corriente de un río que nunca se detiene.

tiempo espacio 

quietud fluir